Blogia
Vengo del corazón a mis trabajos

En estos días....

En estos días....

 

«En estos días, todo el viento del mundo sopla en tu dirección… Los mares se han torcido con no poco dolor hacia tus costas, la lluvia dibuja en tu cabeza la sed de millones de árboles, las flores te maldicen muriendo, celosas»
(Silvio Rodríguez, «En estos días»)

En estos días hace frío. Pero se trata de un frío que nos empuja al cobijo no por su crudeza, sino por su extraña calidez. No hay mejor clima que éste, dice la Chica Azul. En estos días llueve, a cualquier hora, lluvias fuertes o lloviznas, y se antoja meterse en la cama, o mirar, enchamarrado, por encima de las casas. (En estos días he recordado aquella vez en que en Tapalpa, trepado en el tapanco de una cabaña, miré el rojo de los techos resistir una tormenta por dos horas con la compañía de Susana, que estuvo todo el tiempo en silencio.) En estos días estoy aprendiendo a cuidar a «las nenas», como las llama la Chica Azul, y creo que no soy tan malo, lucen radiantes y hermosas apenas abro la puerta de la calle. En estos días también estoy aprendiendo a sortear mis manías y malas costumbres para no entorpecer el flujo de la cotidianidad que, por ser cotidiana, no trae precisamente lo mismo todos los días. En estos días he recordado particularmente a aquella mujer –llevaba vestido y zapatillas, después supe que no tenía nombre– que bailaba sola sobre las aceras mientras un chubasco la azotaba, su vestido acabó confundido con su piel; yo estaba sentado comódamente en un café, con un frío exquisito, sorbiendo un humeante americano –que, valga aquí la aclaración, ni es americano ni lo acostumbran los estadounidenses–. En estos días no hace falta desear mucho: lo que hay al alcance de la mano es suficiente para mirar la lluvia desde el otro lado, cuando todo lo mojado se vuelve abrazable. En estos días sobrevino el cumpleaños de la Chica Azul, un día que se abrió como el cielo cuando las nubes grises, con vientre bultoso de agua, se alejan para mostrar una claridad no vista antes. Al final, la lluvia coronó su risa y su esperanza en agua. En estos días siempre me hago el propósito de leer y leer más, de escribir y escribir más, de saber estar como lo hace el mar, que sabe estar en todo lugar; de ese mar en que uno se sumerge para fundirse en la vastísima paleta de colores que se despliega en un ofrecimiento que no puede rehusarse. En estos días no es posible correr cuando la lluvia se desata: hay algo que me ata al suelo, que me obliga a permanecer ahí detenido, de pie no obstante sentir el agua que va cuerpo abajo. En estos días he escuchado con particular renovado los discos de Silvio que sobreviven en casa. (A propósito –sin querer ser esnobista y alejado de toda pretensión culturosa–, alguna vez alguien me dijo que se parecía a Arjona; nublado por mi molestia y rabia por esa –así la considero– vil comparación, no pude hacerle notar que la primera diferencia entre ellos es suficiente para abismar uno de otro: Silvio compone historias –ya se sabe, se cuenta algo, con nudos climáticos y una conclusión que carece de estribillo pero es contundente, todo con un tono sumamente poético– y Arjona sólo escribe –su historia casi siempre es un lugar común y no rescata más que clichés ya citados hasta la saciedad por un sinnúmero de plumas–.) En estos días he redescubierto mi antigua afición por los días lluviosos, más allá del tinte melancólico que no se les puede desprender, éstos siempre vienen con un lomo en el que se puede escribir lo que se antoje. En estos días vino a mi mente aquel personaje del barrio de mi niñez: todos los sábados, empujando un carrito azul, pasaba por la calle vendiendo gorditas y puerquitos; aquel aroma que escapaba de la envoltura me ha rondado últimamente. En estos días hay cabida para todo lo que no ha tenido lugar antes.

Uno de estos días saldré a los charcos, a meterme en ellos…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Christian Louboutin qx -

When looking at the scheduel on my desktop, I find out that it's less than 20 days away from the XMAS. It is the time to prepare a present for my girlfriend and family. Last year, the winter is so cold, I just bought her several [url=http://www.aniub.com]UGG boots[/url] to warm her feet. But now my beautiful and slim girlfriend deserved more than before! I decide to give her a big pleasantly surprised, She love the high heel shoes so much, may be this is my best choice,[url=http://www.clpumps.com]Christian Louboutin shoes[/url] is a popular brand in recent years, the red high heels can make a women looks much more sexy, the special design and its high-quality raw materials also attract my eyes. The price may be a little expensive, how ever, it's worth the value. The high-heel shoes are favorites of ladies because the shoes adorn their legs, especially for the ladies whose legs are short. Maybe people usually saw high-heel shoes in the nightclubs 30 years ago, but now high-heel shoes help ladies a lot on dress up, no matter what you dress, it looks beautiful when you are wearing a pair of high-heel shoes and will attract men's eyes. The red sole design of Christian Louboutin is very beautiful,especially the [url=http://www.clpumps.com/Discount%20Christian%20Louboutin-pumps_c15]Christian Louboutin Pumps[/url], it is also a sign of the Christian Louboutin for about 20 years, but the one I have booked at a online Christian Louboutin shop is red and black, it looks very graceful and special, I think my wife should like it very much when she see open the gift box. Well, you know, the Christmas holiday is a good time for dating, next year maybe I will buy diamond ring, but this year Christian Louboutin is the best Christmas gift. What about your gifts for your girlfriends or the other people?

Addedgecreeld -

Hi everyone I am new here. I have found something very interesting. Can you save $500+ by Christmas? You can try and here's how.
Stop paying for things you don't use. If you have not set foot in the gym since your New Year's resolution, ditch it. Cancel the subscriptions for magazines and papers you don't read. You can also raise your deductibles for home and auto insurance. Conservatively, that's $50 a month.

aLbaa -

Eres muy bueno. Y estoy de acuerdo con la muchacha. A mi también me gusta mucho escribir, y me gusta ver que hay gente que también siente lo mismo.

Y de verdad te lo digo. Eres muy bueno.

Paulina -

Yo escribo, cuando la inspiracion me llama solamente, quiero ser escritora, aunque no me limitare solo ahi, me da gusto saber que hay gente que aun le encanta este arte. o al menos agrada, o al menos sabe que existe.

nosferatudream@hotmail.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres